Opinión

Photoshop o el arte de mentir gráficamente

Photoshop es una aplicación informática destinada a la edición digital de imágenes a base de gráficos de mapa de bits (o gráficos rasterizados). Su nombre en español significa “taller de fotos”. Su capacidad de retoque y modificación de fotografías le ha dado la fama de ser, probablemente, el programa de edición de imágenes más famoso del mundo. Photoshop era, en principio, una herramienta de diseñadores y maquetadores; su “comodidad de uso” hizo que fotógrafos profesionales de todo el mundo la usasen para realizar el proceso de positivado y ampliación digitales. Su difusión y popularización ha llegado hasta el punto de que, cuando se habla de un retoque fotográfico, se habla de un “photoshop” aunque la aplicación informática utilizada haya sido otra.

Hasta aquí, todo me parece correcto. Donde a mí me salta la controversia es cuando veo cómo se están usando los frutos de este tipo de herramientas en la publicidad y en el marketing. Puedo entender cierto tipo de retoques, ajustes de luz, eliminación de elementos fuera de contexto, etc. hasta ahi todo correcto. Pero lo que se está haciendo en realidad con estas herramientas traspasa cualquier límite de lo éticamente correcto. Desde famosas rondando los 60 que parecen quinceañeras recien salidas del instituto, mujeres que aún siendo modelos, viéndolas en las fotografías no se parecen en nada a la realidad y este fenómeno no es ajeno tampoco a los hombres.
¿Un bombón?, Pero… es de otro planeta, no tiene ombligo
Hay un refrán popular que dice que “más vale una imagen que mil palabras” y en publicidad nada más real. Cuando vemos no tenemos que analizar la información recibida en función de la credibilidad del que nos la transmite y de este hecho es de lo que se valen los creativos publicitarios para romper nuestra barrera defensiva de la credibilidad. Yo veo, yo creo lo que veo. Admitimos muchísimo más fácilmente el que alguien nos intente engañar, que el que nosotros mismos nos engañemos; por ésto es por lo que ante los demás nos defendemos mientras que nos dejamos engañar por nuestros ojos.

La R.A.E. define publicidad en su segunda acepción como “Conjunto de medios que se emplean para divulgar o extender la noticia de las cosas o de los hechos” y, en su tercera como “Divulgación de noticias o anuncios de carácter comercial para atraer a posibles compradores, espectadores, usuarios, etc.” En ambas definiciones encontramos como factor común a la divulgación, hablando en la una de los medios usados y en la otra el fin de dicho factor. Si buscamos la palabra divulgar en el mismo diccionario ya citado, la encontramos como “Publicar, extender, poner al alcance del público algo”. Y yo me pregunto ¿Pero qué es lo que se pone al alcance del público? ¿Una burla? porque no es más que eso lo que se hace con tanto retoque fotográfico, desvirtuando la realidad de una manera  que llega, incluso, a afectarnos emocionalmente. No hay más que ver los casos de las personas que tratan desesperadamente de parecerse a esos falsos iconos de juventud y lozanía, sin darse cuenta que que todo ello no es otra cosa que el producto basura que tratan de vendernos unos desaprensivos, a los que les da lo mismo mentir y destrozar a la gente con tal de llenar sus arcas.

Modelos “Dove”
Yo no sé si será tan complicado hacer como una empresa española y, que creo merece se diga su nombre como ejemplo para los demás, llamada Unilever España y que tiene una línea de cosméticos que conocemos como Dove. Esta empresa basa sus campañas publicitarias en modelos reales, mujeres de carne y hueso y no de photoshop. ¿Realmente es tan difícil seguir estos pasos? Es una pregunta que me hago y que normalmente me respondo con un simple no; no es tan difícil si de verdad crees que tus productos cumplen con la función para la que los publicitas.
Damas y caballeros, pasen y vean el Photoshop, “el auténtico elixir de la eterna juventud” o más bien “el arte de mentir gráficamente”. Juzguen ustedes mismos.

Anuncios

2 comentarios en “Photoshop o el arte de mentir gráficamente”

  1. Con todos mis respeto, Sahara, pero no estoy de acuerdo en todo lo que dices. No tanto en el tema de publicidad y marketing, que si, es verdad, que su objetivo es vender al precio que sea, es cierto que porque te compres una crema de cualquier anuncio no vas a parecerte a la chica/o que la publicita, además incluso de que esta persona ni la usará. Pero bueno después el photoshop o cualquier programa de retoque fotográfico no solo intentan engañar a la gente, solo son eso, herramientas para crear, variar, arreglar,… una imagen o incluso para crearlas desde cero ya que es como un lienzo de papel informatizado.
    En cuanto al asunto concreto de Dove, estoy de acuerdo con tener modelos reales, es decir, mujeres que te encuentras todos los dias en la calle, que porque no tengan 90-60-90 no dejan de ser sexys y guapas, pero incluso estas campañas publicitarias pasan por el photoshop, se corrigen luces, sombras indeseadas, manchas en la piel, problemas con el maquillaje, y un largo etcetera.
    Y te dire más incluso algunas fotos de la prensa diaria, pasan por el photoshop y no solo para la correción de colores o su aclarado, y lo digo porque he trabajo 14 años en estos medios y en ese puesto.
    Para concluir y bajo mi punto de vista, es más problema del concepto que tenemos de nosotros mismos que de la publicidad, queremos ser siempre mas que los demas (en todos los aspectos) que disfrutar de lo que somos.

    PD: fuera del comentario, me gusta el blog, espero que no lo dejes.

    Me gusta

  2. Probablemente no me he explicado correctamente. No critico la herramienta, nada más lejos de mi intención, es una herramienta y criticarla es como criticar los cuchillos porque hay gente que los utiliza para matar a otras personas. Yo, en esta entrada, me refiero al uso que le dan los publicistas y responsables de marketing. No me refiero para nada a los diseñadores gráficos o gente que lo maneja como una herramienta en sí, criticar a estos últimos sería como si criticase a un pintor porque se dedica a pintar en lugar de criticar su obra que es lo criticable de un artista.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s