Opinión, Sin categoría

Las redes sociales y la matanza de Charlie Hebdo o Confundir la velocidad con el tocino

Siempre me he guiado por la máxima de que mi libertad acaba donde empieza la de los demás y, por consiguiente, la de los demás acaba donde empieza la mía. Y hay veces que, creo, confundimos las cosas; es decir, confundimos la velocidad con el tocino.

A raíz de los lamentables sucesos acaecidos en Francia, que condeno con toda la fuerza de mi alma, estoy oyendo o leyendo comentarios y viendo imágenes que me hacen sentir francamente mal. Creo que estamos confundiendo la libertad de expresión con la ofensa gratuita a gente que no ha hecho nada
A mí, personalmente como católico, me pueden ofender imágenes como estas:

Me ofende 01

Me ofende 02

De la misma manera que creo que imágenes como esta otra pueden ofender a los musulmanes:

Ofensa islam 01

 

Creo que el poner a parir a los cafres asesinos, que han cometido la salvajada de París, es una reacción que podríamos considerar hasta lógica. Pero creo que insultar a todos los musulmanes, poniendo imágenes como la anterior u otras similares, es cruzar esa raya en la que consiste la libertad de expresión y que como decía al principio, acaba donde empieza la de los demás.
Sinceramente creo que no debemos insultar a un colectivo por culpa de unos cuantos, aunque sus actos les hagan parecer muchos más de los que son debido a que son unos auténticos salvajes.
Creo que imágenes como éstas, que pongo a continuación, expresan mucho mejor la indignación que podamos sentir y nuestras ideas sobre lo que nos hace sentir la barbarie de actos como la matanza de París que multiplicar por las redes sociales esas otras que, con toda seguridad, ofenden o insultan a colectivos que no tienen culpa alguna de lo que ha pasado y, visto lo visto, con toda seguridad va a volver a pasar.

 

Tristemente confundimos, en momentos de rabia como los que estamos viviendo, lo que son unos salvajes con ideas claramente erróneas con el colectivo al que pertenecen. Discúlpame querido lector, pero creo que hay grandes diferencias; es como decir que porque hay perros rabiosos todos los perros lo son; o que porque hay asesinos en serie, todo aquel que tenga alguna relación con ellos, lo es también. Creo que esta ilustración puede ser lo bastante elocuente para reafirmar estas palabras.
Una prueba de lo que digo es que el policía francés Ahmed Merabet, asesinado vilmente en la acera, era musulmán y perdió la vida por acudir en auxilio de los que estaban siendo masacrados por unos fanáticos. Las religiones no hacen buenas o malas a las personas, el fanatismo sí, los convierte en cafres descerebrados pues les priva de ese elemento que nos convierte en seres humanos, el raciocinio.
El General Sun Tzu en su “Tratado del arte de la guerra” (finales del S. VI A.C.) decía que “la mejor victoria es vencer sin combatir” y que “ésa es la distinción entre el hombre prudente y el ignorante”. Bajo esta filosofía, bien podríamos decir que aún cuando se desea la victoria, los caminos que nos conducen a ella no siempre han de ser cruentos. Si nos guiamos por esta manera de pensar “tan antigua”, pienso que se puede deducir que la mejor estrategia, en los momentos de confrontación, es el conocimiento de la naturaleza humana; ya que ello nos lleva a la derrota de las ideas contrarias por medio del saber y del raciocinio, a base de demostrar sus errores conceptuales para ganar sus corazones y evitando, de este modo, que la violencia genere más violencia.
Sobre el tema de si los musulmanes están integrados en la sociedad occidental o no, creo que bien podría tratarlo en otra entrada, ya que bajo mi punto de vista, se sale del objeto de esta.
Finalmente, no me gustaría terminar esta entrada sin mostrar mi sentimiento por tanta barbarie que está viviendo el pueblo francés. Nosotros llevamos demasiados años viviendo entre animaladas parecidas tan injustificables como los sucesos de París y por ello, mejor que nadie, podemos comprender lo que están sintiendo los franceses, ya sean católicos, judíos, agnósticos, ateos o musulmanes. Puesto que esta entrada está profusamente ilustrada y va de imágenes, nada mejor que otra para expresarlo.

 

 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s