Opinión

La libertad de expresión y el respeto

Aunque ya escribí hace tiempo sobre este tema, y a pesar de que parece que es algo que no va a cambiar, voy a volver a la carga con un tema que me molesta enormemente y es el leer u oír eso de “si no te gusta lo que digo, te jodes, es mi libertad de expresión y tienes que respetarla” o “respétame porque si no puedo expresar lo que quiera es que no hay libertad de expresión”. Cuando utilizan este tipo de expresiones, normalmente es porque la otra parte le ha recriminado o afeado su conducta ya que sus comentarios han ofendido.

Normalmente, la forma de expresarse o el lugar donde lo hacen, no encaja en ninguna de las acepciones del diccionario. Y ya que parece que este tipo de gente no tiene claro lo que es “respeto”, lo primero que me gustaría matizar es que según el diccionario de la RAE respeto es:

1. m. Veneración, acatamiento que se hace a alguien.
2. m. Miramiento, consideración, deferencia.
3. m. Cosa que se tiene de prevención o repuesto. Coche de respeto.
4. m. miedo (‖ recelo).
5. m. ant. respecto.
6. m. germ. espada (‖ arma blanca).
7. m. germ. Persona que tiene relaciones amorosas con otra.
8. m. pl. Manifestaciones de acatamiento que se hacen por cortesía.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos en su artículo 19 dice: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y de recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.” Curiosamente, sólo aplicamos la parte que dice que “se tiene el derecho a no ser molestado a causa de sus opiniones” para nosotros mismos.

John Stuart Mill, en su obra “Sobre la libertad” decía que «la libertad del individuo acaba donde empieza la libertad de los demás» De manera similar, Jean Paul Sartre, decía que «Mi libertad se termina donde empieza la de los demás».

Bajo estos dos ejemplos que encajan perfectamente con mi manera de pensar, creo que hay diversas acciones/opiniones que uno puede realizar/expresar independientemente de que sean o no correctas, porque perjudican solamente al individuo. En este caso, la persona es libre de hacer lo que quiera, ya que la acción/opinión que decida tomar/expresar únicamente le afecta a ella misma. Por el contrario, puede haber acciones u opiniones beneficiosas para uno mismo pero que perjudican a otros individuos de nuestra sociedad, por lo que no deben ser permisibles, ya que el individuo que las realiza está atacando la libertad de aquellos a quienes puede afectar con sus decisiones.

Como muy bien dice Raquel Monforte en su entrada “MI LIBERTAD EMPIEZA DONDE ACABA LA TUYA”, no es un problema de coartar o robar derechos a las personas el que que mi libertad empiece donde acaba la tuya, o viceversa,  sino de modulación de los existentes para no truncar la convivencia en esta, nuestra sociedad.

A esa gente que exige respeto de esa manera a la que me refería al principio, le ruego que nos respete a los demás en el sentido más estricto de las dos primeras definiciones del diccionario de la RAE, y si no, aunque sólo sea por educación, que lo hagan en el sentido de la última definición.

libertad_23

 

Anuncios

2 comentarios en “La libertad de expresión y el respeto”

  1. El ejercicio del uso del derecho de libertad de expresión no es una carta blanca para pisar los derechos de los demás, en un mal uso de este derecho puedes incurrir en el delito de la falta al derecho del honor de una persona.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s